50 años de MEVA – Pioneros e innovadores

Más beneficios para el cliente: Las innovaciones de MEVA revolucionan el ramo de la construcción

Cuando hace 50 años el joven Gerhard Dingler apostara por el ramo de la construcción y fundara la empresa DINGLER Baugeräte GmbH & Co. KG, mostró una gran visión de futuro. Solía alquilar grúas y maquinaria. Prestando mucha atención a los clientes, se dio cuenta muy pronto lo que el mercado quería en cuanto a sistemas de encofrado. Así pues, en 1970 fundó la empresa MEVA, un acrónimo de "Metallverarbeitung" (procesamiento de metales), y comenzó a crear tecnologías seguras, flexibles y rentables. Hoy en día, MEVA es sinónimo de trabajo vanguardista e innovador en la técnica del encofrado.

Lo que un día comenzará en un humilde taller en el pueblo de Haiterbach en el corazón de la Selva Negra, experimentó un continuo crecimiento gracias a la consecuente ampliación de la infraestructura. En calidad de empresa mediana, visionaria y en manos de la familia, MEVA comenzó buscar nuevos mercados, encontrándolos en todo el mundo. Los encofrados y los servicios de nuestra empresa se ofrecen en la actualidad en 40 sedes en todos los continentes. Los equipos de proyecto en todo el mundo trabajan de manera profesional, independiente y al mismo tiempo integrada para hacer frente a cualquier desafío.

Encofrado. Simple. Inteligente.
El primer capítulo de la empresa que se escribiera hace 50 años se convirtió en un éxito. Hoy en día son más de 600 trabajadores contribuyen a que esa historia tenga futuro. En Haiterbach trabajan las áreas de investigación y desarrollo, producción, logística, técnica y ventas. Siguiendo el lema "Encofrado. Simple. Inteligente." MEVA desarrolla soluciones tecnológicas sofisticadas fáciles de manipular, que contribuyen a que el usuario pueda hacer frente a todos los desafíos y que siempre están a la vanguardia en temas de seguridad, rentabilidad y fiabilidad.

El 2013, Gerhard Dingler entregó las riendas de la empresa a su hijo Florian F. Dingler, quien ahora funge de socio gestor. Hoy como ayer se percibe la creatividad y la pasión por los encofrados que proporcionan beneficios sostenibles a nuestros clientes. MEVA ofrece un abanico completo de productos, tecnología y servicios para cualquier proyecto de construcción, sea cual fuese su tamaño, desde los cimientos hasta la construcción de rascacielos, desde el encofrado ligero manoportable hasta el sistema autotrepante. Los sistemas inteligentes virtuales han incursionado en las obras. MEVA se adhiere a esta tendencia que modifica digitalmente los procesos de trabajo y se prepara para el futuro fundando la empresa asociada BIM2. Por supuesto se sigue optimizando los productos físicos: sistemas inteligentes y eficientes para encofrado y trepado, sistemas de apuntalamiento modular, puntales, andamios de trabajo y apuntalamientos...

Siempre buscando nuevos caminos
MEVA se encuentra siempre en la búsqueda de nuevos caminos en el ámbito de la tecnología de encofrados. Para ello invierte su espíritu innovador, creatividad, audacia y visión aguda de la evolución del ramo de la construcción. Esto ha sido siempre así: Poco después de fundada la empresa, en el año 1971 MEVA presentó en la importante feria bauma una innovación que habría de revolucionar el sector de la construcción: El primer encofrado modular que prescinde de grúas. A él le siguieron varias innovaciones de MEVA que hoy día suponen los últimos adelantos tecnológicos: el cerrojo con partes inseparables (1977) que permite unir paneles de manera sólida y alineada, con solamente unos pocos golpes de martillo, haciendo posible el perfil de marco cerrado y considerablemente más sólido. O también el encofrado de aluminio. El primer encofrado para muros y losas que prescinde de grúas.

Saltos cuánticos y reducción drástica de los costes
En el año 1982, el encofrado industrial para grandes superficies Mammut, con su resistencia la presión del concreto fresco de 97 kN/m² sobre toda la superficie, causó sensación y en revolucionó el mercado. MEVA fundó filiales en Alemania y en el extranjero. En el año 2000 se introdujo alkus, la primera placa plástica que prescinde completamente de la madera. Por ser muy durable, fácil de reparar y proporcionar resultados de concreto uniformes y de alta calidad, supone un importante avance frente a las placas de madera contrachapada que tienden a hincharse o presentar mermas.

Con el recientemente diseñado (y de patente pendiente) orificio de anclaje Combi en los encofrados para muros Mammut XT (2016) con una resistencia a la presión del concreto fresco de 100 kN/m² sobre toda la superficie, así como StarTec XT (2019), se dieron saltos cuánticos en la tecnología del encofrado con encofrado a una sola cara. MEVA es el único fabricante que ofrece esta innovación que permite el anclaje cónico a una sola cara sin necesidad de montaje adicional y utilizando menos piezas. El orificio de anclaje Combi integrado en el marco permite elegir entre tres métodos de anclaje, al tiempo que garantiza un importante ahorro de tiempo durante los trabajos de encofrado. Así pues, se constituye en un factor que reduce drásticamente los costes.

La historia de la empresa MEVA está marcada por innovaciones que proporcionan más seguridad, que son fáciles de utilizar y que conceden gran rentabilidad. "Fabricamos hoy productos que el cliente necesitará mañana", afirmar Gerhard Dingler, fundador de la empresa MEVA. "Se trata siempre de lograr un valor agregado para los clientes." Y tenemos éxito al hacerlo. De ello son testigo cientos de obras en las que se han empleado nuestros productos y servicios, desde la construcción de una vivienda, túneles o puentes, hasta el Burj Khalifa, el rascacielos más alto del mundo que se encuentra en Dubái.

Cerrojo de MEVA para uniones sólidas con solo unos pocos golpes de martillo

Mammut – el encofrado industrial

Mammut XT & StarTec XT

Eine alkus-Vollkunststoffplatte.

Placa plástica alkus de alta calidad con 7 años de garantía