Simplificando aún más el encofrado de cimientos

En 1981 MEVA presentó una innovación que conjugaba un inusual peso reducido y una gran estabilidad: el sistema de encofrado de aluminio Alu-Wand + Decke. Este encofrado ligero que no necesita grúas, conocido hoy en día como AluFix, ha experimentado desde entonces varias mejoras y se ha adaptado a las necesidades de los clientes. Empleando pocas piezas, este sistema simplifica los procesos constructivos, reduciendo los tiempos de encofrado en las áreas de construcción residencial e industrial, en obras de jardinería y paisajismo, así como en rehabilitación e infraestructura.

Ahora, AluFix ha vuelto a experimentar una optimización. Además de presentarse en un revestimiento plástico templado de alta calidad de color gris, destacan sobre todo las recientes innovaciones técnicas: Todos los paneles de 90 cm y 75 cm de ancho (disponibles en alturas de 135, 150, 250, 270, 300 y 350 cm) cuentan ahora con puntos de anclaje adicionales que se encuentran desplazados a 20 cm del marco exterior. Esto permite utilizar los paneles en particular para encofrar cimientos. 

Para la fijación de los paneles de encofrado se requiere muy poco material lo que se traduce en un ahorro de tiempo y de esfuerzo. Los anclajes, los tubos plásticos y las tuercas articuladas, siempre disponibles en la obra, se pueden utilizar de manera usual y rápida por encima de la chapa de juntas. Ya no es necesario utilizar bandas de cimentación, carretillas para bandas de cimentación ni tensores. AluFix se puede utilizar fácilmente con escuadras de soporte como la SK 80 de MEVA. No se precisa materiales ni herramientas para aserrar y colocar estacas de madera.

Las mejores piezas en las obras son aquellas que no es necesario utilizar, pues no se tienen que comprar, transportar, buscar, montar, limpiar ni sustituir en caso que se pierdan o rompan. Así pues, los puntos de anclaje desplazados de los paneles AluFix de 75 y 90 cm de ancho generan más rentabilidad y un rápido avance de la obra.